miércoles, 18 de abril de 2018

No seré yo


No seré yo quien te salve de tu miedo a estar solo
No serás tú quien me salve de mí

Tal vez, no tenga uno que salvarse uno
de nada ni nadie

La vida es un riesgo constante que yo asumo

Al acecho andan nuestros monstruos

sábado, 7 de abril de 2018

DISCÚLPAME SI TE ODIO UN POCO


Discúlpame si te odio un poco,
al fin y al cabo
soy yo la que salgo perdiendo.
Que perdí a un compañero y un sueño,
un paisaje, mi casa, un árbol…
Que, por amarte, me perdí.
Me perdí  hasta el respeto.
Que a mi fe ciega en el amor
se le cayó la venda de los ojos
y ya no osa ni mirar.

Discúlpame si te odio un poco,
al fin y al cabo
soy yo la que salgo perdiendo.
Que tú, ganador por destino,
ganaste de nuevo.
Te quedaste la sonrisa,
el  paisaje, tu castillo,
y un sueño en el que yo ya no quepo.

Discúlpame si te odio un poco.
Compréndelo, es mi rabia.
Es lo último que me queda de ti.

lunes, 2 de abril de 2018

Un invierno demasiado frío, demasiado largo


Es este un  invierno 
demasiado frío para no tener
con quien compartir cama.
Demasiado largo para no tener
a quien abrazar al llegar a casa.

Es este un invierno
demasiado árido para sembrar sueños,
para alumbrar ilusiones,
para amamantar esperanzas.

Es este un invierno demasiado frío
para acuclillarse en una esquina
y mendigar un beso.

jueves, 29 de marzo de 2018

LOS CRISTALES DE TU NOMBRE


Es lo indomable,
lo que te barra el vuelo
lo que malvive en la caverna,
en el  lodo más putrefacto del odio y el deseo

Es su fantasma,
escapado de una curva del cerebro
lo que te sobresalta
en la noche de las cuatro

Es él sin serlo,
de nuevo él,
el que ha ultrajado tus sueños,
y tienes la certeza
por el regusto a óxido en la boca
y los cristales de su nombre
aún en la garganta

jueves, 15 de marzo de 2018

SON TIEMPOS DE WHAT'S APP



TIEMPOS DE WHAT’S

No voy a juzgarte, me digo
                -pero lo hago.

Acaso yo hubiera hecho
exactamente lo mismo:
Girar la espalda,
silenciar el móvil,
no devolver la llamada.
Escribir un mensaje de texto
           -despedida y disculpas en tres líneas.
Poner rumbo a la promesa incierta
de un nuevo amor .

Sí, tal vez yo hubiera hecho
exactamente lo mismo,
vislumbrada  la muerte  del nosotros.
No lo sé.
Sólo sé que desearía no juzgarte
               -pero lo hago.

Siempre los finales son difíciles.
Y a veces fallan las formas.



domingo, 18 de febrero de 2018

FELICIDAD



 Tal vez la felicidad no sea más que esto

La sorpresa ante una nueva luna llena

Volar con esa canción que te levanta del suelo

En el metro guiñar el ojo a un extraño

Decirle adiós a una niña con la mano

                                   -como una niña

Aliviar con mi abrazo a alguien

Contemplar un beso y sonreír


                                
¡Ah! ¡Y los pájaros! 

Sí. El canto de los pájaros 

al anochecer, al salir del trabajo.