lunes, 13 de octubre de 2014

Y cómo echo de menos amar como amaba

Y cómo echo de menos amar como amaba,
con la inocencia de una niña
con la sinrazón de una loca
con el hambre de una loba.

Y cómo echo de menos estallar
 en cualquier momento,
de pura alegría, sin motivo
gritar, reír, saltar, correr…
estallar…

Y cómo echo de menos
sorprenderte en las esquinas
de tu  rutina y desbaratarte.
Arrancarte a jirones las mentiras
hasta desnudar tu alma.
Irrumpir en la pesallida de
tu cama para amamantarte.

Y cómo echo de menos
amar como lo hice,


como una loca, como una niña
como un loba.

4 comentarios:

  1. Me gusta amar con el hambre de un lobo y la sinrazón de un loco, pero la inocencia hace tiempo que se quedó perdida por el camino. No me sirve para amar, prefiero amar con la carga de experiencias, con la madurez y la consciencia de un adulto. No quisiera llegar a echar de menos esa forma de amar.
    Aún a riesgo de que me tildes de “exagerao”, te reietero que siempre disfruto con la lectura de tus poemas.
    Un abrazo, Mar.

    ResponderEliminar
  2. Pepe, qué bien que sigas amando así! Bueno, esto no deja de ser un poema, ni soy tan loba, ni tan loca, ni tan niña ;) Pero cada vez que me enamoro, es verdad, me siento un poco cría y, creo, como creer de nuevo en los Reyes, creo que por fin ha llegado mi príncipe. jejejej Un abrazo pepe! Un placer que me leas!

    ResponderEliminar
  3. Entiendes y expresas con tanta poesía, el sentimiento del alma femenina....

    escribes con sensibilidad y calidad.

    besos Mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Casss por leerme. Muchos besos linda!

      Eliminar